¿Te enfrentarías a un maratón sin una preparación adecuada?

¿Te enfrentarías a un maratón sin una preparación adecuada?

Pues así, sin una metodología, es como pretendemos alcanzar el tan deseado equilibrio entre lo profesional y personal

Siempre que conozco personalmente a alguien que ha cumplido un reto como correr un maratón o acabar un triatlón, tengo una sensación de admiración y curiosidad por cómo lo han logrado. Siempre les acribillo a preguntas y ahí es donde descubres el plan minucioso que se trazaron y cómo lo han llevado a cabo con disciplina férrea día a día, semana a semana, mes a mes hasta lograrlo. Posteriormente me viene el mismo pensamiento: si para correr un maratón nos preparamos concienzudamente, para alcanzar un equilibrio entre la vida personal y la profesional también deberemos prepararnos, entrenarnos y por encima de todo, disponer de una metodología.

La realidad es que son cada vez más los que logran culminar un maratón . Somos un país que en esto ha avanzado y ha demostrado mucho en la última década. Por el contrario, no veo el mismo avance en cuanto a la planificación de la vida profesional y personal, para lograr un equilibrio adecuado. Seguimos aceptando que “esto es lo que hay”, y suplimos la falta de metodología de organización personal bajo distintos enfoques: trabajar más horas de las debidas, asumir más riesgos de los razonables o renunciar a cierto bienestar en diferentes ámbitos; todo ello siempre acaba teniendo un coste personal o profesional del que luego nos arrepentimos.

¿Cuánto tiempo más estamos dispuestos a seguir así? ¿cuánto nos estamos perdiendo por no disponer de un método personal de organización? Quizá es el momento de planteárnoslo como muchos otros retos que con el tiempo y con una sistemática hemos logrado alcanzar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *