DEJEMOS DE DECIR QUE NO TENEMOS TIEMPO PARA NADA

agustinperalt.es

agustinperalt.es

No tengo tiempo para hacer deporte

No tengo tiempo para leer

No tengo tiempo para mis hijos

No tengo tiempo para mejorar el inglés

No tengo tiempo para atender como me gustaría a mi equipo

No tengo tiempo para ver a mis amigos

.

Y así podría seguir enumerando las muchas frases que me oigo entre los profesionales en tono de queja pero sin hacer nada al respecto.

O la que es peor: “ Últimamente trabajo más de 11 horas al día y no tengo tiempo para nada”. Y sienten en el fondo hasta orgullo propio por decir que trabajan tantas horas pensando que trabajar tanto es sinónimo de ser buenos profesionales. Yo fui así mucho tiempo. Finalmente las circunstancias me mandaron a un parón temporal donde no tuve más remedio que ser realmente productivo para solucionar los muchos problemas donde me había metido por mi propia torpeza y stress. Y fue ahí donde aprendí, que la causa fundamental de no tener tiempo era yo mismo y mis malos hábitos. Principalmente dos: 1.- La multitarea y excesiva dependencia del mail y del teléfono con cambios de tarea continuos y con la dificultad de no acabar nada con calidad. 2.- El dedicar tiempo a lo que realmente no era importante sino a lo inmediato, sencillo, o a lo que me apetecía. Y paradójicamente, esta época de necesidad productiva, y de supervivencia, fue el germen del método F.A.S.E.. Un método que hoy es la base de mi consultoría y mentoring directivo . Un método que te incrementar tu productividad exponencialmente y mejorar tus resultados además de ganar tiempo para lo que desees y consecuentemente felicidad.

Después de varios años implantando el método entre profesionales, ya puedo afirmar que el día da para mucho más de lo que pensamos, y quién quiere, logra llegar a todo.

¿Quieres empezar este camino de trasformación en tu forma de trabajo?

Empieza con esta primera reflexión:

1.- ¿Tienes realmente el FOCO puesto en aquello que es lo más importante para lograr resultados?

2.-¿ Eres capaz de trabajar determinados momentos del día con ATENCIÓN plena en los temas realmente importantes y en periodos de tiempo mínimos de 45 minutos sin distracciones?

3.- ¿Posees un Plan semanal y diario donde has SISTEMATIZADO todo aquello que te permite trabajar con productividad?

4.-¿Puedes implantar mejoras en tu nivel de ENERGÍA : física, emocional y cognitiva, manteniéndolo durante la jornada laboral? Recuerda que no se trata únicamente de gestionar tu tiempo, sino de lograr trabajar una serie de horas diarias con un buen nivel de energía en todas ellas.

Y sobre todo, dejemos de pensar, que por trabajar muchas horas a la semana somos buenos profesionales. Trabajar mucho en lo que nos apetece conforme nos llega es lo fácil, frente a trabajar las horas lógicas, en lo que realmente es importante y con la energía óptima.

¿Cuánto tiempo vas a esperar para cambiar tu forma de trabajo, ser más productivo y consecuentemente más feliz?