Single Blog Title

This is a single blog caption

Artículo en Libertad Digital “Ser productivos depende en gran medida de nosotros mismos”

Lidérate describe el Método FASE, creado por Agustín Peralt, con el que centenares de personas han conseguido ser más eficientes y efectivos en su trabajo, disponiendo de más tiempo libre para su familia y amigos.

Muchos profesionales se han reinventado en los últimos tiempos, ¿tú viviste algo parecido en 2012, verdad?

Efectivamente, fue un momento difícil donde se juntaron diversos problemas personales y profesionales. Para salir de todo ello me di cuenta de que era fundamental organizarme y saber distribuir bien mi tiempo y mi energía. Y así creé mi propia metodología que poco a poco he ido perfeccionando y ahora queda plasmada en este libro, Lidérate.

¿Está destinado a todo tipo de público o a ejecutivos y directivos?

Por fortuna, para todo el mundo. Como se ve en los testimoniales del libro, he tenido la suerte de poder aplicar esta metodología desde cocineros con tres estrellas Michelin a directivos de empresa o profesionales tipo abogados, arquitectos, etc. También hay un público muy agradecido, las madres de niños pequeños que además trabajan fuera y tienen que liderar en doble medida: una casa y su trabajo. Todos tenemos objetivos que queremos cumplir y todos caemos en la trampa de decir que no tenemos tiempo.

¿Cómo se puede tener tiempo para todo?

Lo primero es aceptar que ser productivos depende en gran medida de nosotros mismos, no hemos de culpabilizar al entorno si no lo conseguimos. Lo segundo es realizar un esfuerzo inicial para lograrlo, que luego nos compensará con creces. Y lo tercero es asumir que se necesita una metodología para saber organizarnos.

Dedicamos cientos de horas a aprender idiomas, nuevos softwares e incluso a manejar teléfonos u ordenadores de cierta complejidad y, realmente, no invertimos tiempo en disponer de un método de organización personal. Quizá sobra alguna hora de alguna materia en los colegios, institutos y universidades y falta alguna hora para estudiar sobre productividad personal.

¿Cómo crees que nos relacionamos con las nuevas tecnologías?

El problema es la adicción que genera la tecnología. Se supone que debería ayudar a tener un mayor equilibrio entre vida personal y profesional aportando fórmulas de flexibilidad, pero en muchos casos provoca estar contestando mails en horarios de vida familiar sin la desconexión necesaria. Además, nos lleva a una multitarea continua que vemos como normal: contestamos un mail, leemos un WhatsApp, hablamos con alguien, volvemos a ver el mail.

Liderate.jpg

Muchas personas se pasan más del 60% de su jornada contestando mails y WhatsApp mientras se convencen de que el problema reside en que reciben muchos. El verdadero problema es que no hemos sido capaces de introducir ningún método de trabajo en relación a esto. Trabajar con el piloto automático y dedicar tu día a contestar mails y acudir a reuniones es, a corto plazo, cómodo, pero, a largo plazo, conlleva esa sensación de haber trabajado muchas horas sin haber hecho realmente nada de cierta entidad, quedando además exhausto ya que, fisiológicamente, la multitarea resulta agotadora.

Si queremos ser más productivos, ¿es necesario apagar el móvil? Muchos dirán que también es una herramienta de trabajo…

Para ser estricto hay que desconectar el teléfono y dejarlo a cierta distancia, además hay que tener la tranquilidad de que en 45 minutos no se va a acabar el mundo, porque si no no podríamos coger un avión. Y además del ordenador hay que eliminar o capar los avisos de los mails, porque nos hacen estar pendiente y perdemos la concentración, recomiendo quitarnos el wifi un rato.

Por tu experiencia profesional como mentor en grandes multinacionales, ¿qué cualidades crees que valoran las empresas en sus empleados?

Las empresas son conscientes de que todo va a una gran velocidad y esto requiere una gran orientación al cambio por parte de sus empleados y una responsabilidad individual. Por ello, el autoliderazgo va a ser una de las competencias más demandadas por las organizaciones en los próximos años.

Pero todo esto tiene unas claves, unos métodos. ¿no?

Sí. De hecho, empecé a escribir el libro cuando comprobé que la metodología funcionaba con clientes míos, empresarios y directivos. Lo primero y fundamental es saber que no gestionamos tiempo, gestionamos energía. Porque cuando cae tu energía tus horas de trabajo son menos productivas, por ello hay que mantener un nivel de energía óptimo durante el día para rendir en el trabajo. Debemos cuidar la energía física durmiendo bien, alimentándonos correctamente y haciendo deporte y a partir de ahí con fuerza de voluntad, disciplina y planificación lograremos cumplir nuestros objetivos.

Link al articulo de Libertad Digital aquí

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.